¡No!

Lo que me gustaría poder hablarte, poder contarte, sentirme libre para hacerlo… lo que me gustaría sentirte cerca… no se puede parecer más imbécil en la vida.

Al principio éramos dos, tú y yo, pero dejamos de serlo. No sé si fue el amor o la tontería de no tener que decidir. Nunca llegamos a vernos ni a abrazarnos. A veces el mundo es extraño, parpadeas y para ti ha cambiado de un día para otro. Alguien que se va, alguien que llega, una decisión puntual, un cúmulo de repeticiones, el haber agotado la paciencia, el ser paciente.

Hoy me quedo en la cama cinco minutos más…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: