Siempre he tenido problemas para integrarme en grupos de gente a nivel de amistad. Cuando comencé a trabajar en mi actual puesto me llevaba muy bien con mis compañeros dentro del ámbito laboral, pero sin llegar a más. Hace un año aproximadamente, llegó un nuevo compañero, de esos que te hacen la vida más fácil y más difícil a la vez y como era de estas personas alegres y agitadas, empecé a llevarme genial con él. Después de esto, el resto del grupo hizo piña con nosotros y ahora sé que puedo llamarles “amigos”.

Hicimos una cena para despedir a mi alegre y agitado amigo porque cambiaba de ciudad y me enteré, gracias a un becario que lleva aquí unos meses y que se encuentra en otro departamento, que tienen un grupo de chat para hablar y salir.

Sé que ya estoy mayor para estas cosas tan tontas, pero la verdad es que me sentí mal. Es una espina clavada que he tenido toda la vida, la dificultad para conseguir amistades y mantenerlas, quizá por eso me moleste. Quizá porque me he esforzado más que ellos intentar que quedar a tomar una cerveza o salir a comer. Tal vez me sienta idiota porque sé que nunca me van a preguntar cómo me va la vida. Nada ha cambiado, sólo el sentirme estúpida. A veces me pregunto si no soy capaz de comprender la palabra “amistad” como debería, ¿he sido tu compañera, tu amiga, la chica a la que querías follarte y no pudiste? ¿es así como se acaba todo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: